La autenticación por voz y la biometría harán los pagos cada vez más invisibles y automáticos

El objetivo es que pasar por caja no rasque, y la solución que ofrece para eso la tecnología es que dejes de pagar por tus compras. Pagará tu coche, pagará tu nevera, pagará tu asistente virtual o el carrito de la compra, pero no tú. Y las pocas veces en que sí lo hagas, lo harás casi sin darte cuenta: sin tarjetas, sin pines, sin contraseñas… pero también sin riesgos.
La autenticación por voz y la biometría harán los pagos cada vez más invisibles y automáticos