La huella biométrica vocal: Seguridad para cotejos periciales

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

En la actualidad, la biometría de voz ha dado un giro espectacular a la labor pericial, eliminando la opinión subjetiva con sistemas automatizados de inteligencia artificial, que son capaces de realizar los cálculos matemáticos necesarios y las comparativas entre miles de voces de forma autónoma y absolutamente objetiva, y en un breve espacio de tiempo. El resultado de los análisis ya no es la opinión de un perito o Ingeniero; son datos empíricos.

Hace años que realizamos contratos de servicios autorizando los cargos por voz. Las empresas con las que podemos contratar sus servicios con una simple llamada telefónica guardan las grabaciones del contrato como fe de que la operación ha sido contratada y autorizada por quién dice ser; que no siempre ha de ser quien dice que es, puesto que, por poner otro ejemplo, es habitual que los hijos de personas mayores les ayuden contratando los servicios de agua, luz, telefonía y seguros, por citar algunos, haciéndose pasar por ellos. Disponiendo de los datos de la persona, DNI, dirección y número de cuenta bancaria, cualquier persona puede suplantar a otra; con o sin consentimiento del titular.

¿Se puede dar el caso de fraude? Por supuesto. En 2018 se me citó* en el Juzgado para un caso de Peritaje audiovisual en el que el Juez pedía que se identificase a una persona que contrató los servicios de una empresa energética por teléfono. Dicha persona no pagó ni uno solo de los recibos emitidos alegando que no fue ella quien realizó el contrato; 14 meses después. Si con los datos básicos de una persona se puede contratar un servicio, ¿Quién garantiza que esa persona es quién dice ser? A priori nadie.

¿Qué herramientas tenemos para actuar contra el fraude? La huella vocal.


¿Quieres saber más sobre los análisis periciales a través de biometría de voz? Puedes consultar el siguiente enlace.

Biometric Vox. Artículo_Biometría Vocal periciales


La biometría de voz en los servicios donde se requiere un alto grado de seguridad

Hay operaciones de especial importancia donde es imprescindible contar con sistemas de extrema fiabilidad, por ejemplo, con las cuentas bancarias o transacciones comerciales realizadas a distancia, donde la biometría vocal es el único sistema que puede garantizar la identidad de una persona a través de su voz. No puede haber margen de error. Los bancos ya están trabajando en sistemas donde sus clientes pueden identificarse y operar por medio de la voz. Hasta no hace mucho, cada usuario disponía de una clave alfa numérica de identificación y se le asignaba una tarjeta con unos códigos numéricos y unas coordenadas, con 100 opciones posibles que se utilizaban para autorizar la operación. Dando los datos correctos se autorizaban las transacciones. Este sistema ha quedado muy obsoleto y los teléfonos móviles han tomado ventaja, recibiendo actualmente por SMS las claves únicas e intransferibles para autorizar las operaciones. Sin embargo, lo más simple es utilizar la voz para todos los propósitos y con total seguridad; siempre que se disponga de huella vocal y equipos de control. Hay momentos en que no se puede estar recibiendo códigos y mirando pantallas de datos, como por ejemplo conduciendo, todo y que siempre es aconsejable duplicar por diversos medios las autorizaciones.

Otras aplicaciones de la biometría vocal

Existen otro tipo de controles donde es mucho más sencillo para los usuarios el acceso, no por ello menos crítico. Por ejemplo, en las empresas donde los trabajadores realizan trabajos manuales como el campo o la minería, muchas veces no es posible utilizar la huella digital para accesos restringidos o el fichaje en el acceso al puesto de trabajo y a la salida. Muchos operarios no disponen de huella digital y en estos casos no es habitual utilizar tarjetas de acceso, que podrían dar pie a fraude de identidad, como se ha dado en casos de trabajadores del campo, donde un trabajador documentado se daba de alta en diversas empresas y enviaba a trabajar a indocumentados en su lugar, que se hacían pasar por el contratado. El problema era finalmente para el empresario, que en el hipotético caso de que alguno de éstos trabajadores se hiciese daño en la jornada laboral, se encontraba con que tenía trabajando en su empresa a un trabajador sin permiso de trabajo, aunque se tratase de una suplantación de identidad. La Ley laboral es muy precisa en el hecho de la obligación del empresario a controlar el acceso a su empresa exclusivamente a las personas contratadas. Con los sistemas de acceso y fichaje con huella vocal estos problemas han desaparecido.

Los asistentes de voz también han llegado para quedarse. No es necesario teclear los datos en un ordenador para pedir un viaje, hotel, una canción, el tiempo, etc. Cada vez son más precisos, pero su ámbito es meramente personal, a través del ordenador, tablet, móvil, coche o asistente doméstico.

Biometría de voz en el ámbito jurídico-legal

Las aplicaciones de biometría vocal alcanzan al ámbito Jurídico-Legal con sello biométrico vocal. Pueden utilizarse con plena garantía en la lectura de cláusulas a los clientes por parte de empleados de banca, los abogados pueden realizar contratos verbales, los notarios pueden utilizarlo en la lectura de cláusulas de contratos o testamentos (ver noticia sobre digitalización de las notarías), en el ámbito hospitalario en el consentimiento a intervenciones o cuidados que requieren la firma del enfermo o de un familiar directo, y que se podría realizar a distancia por parte del familiar o por el propio enfermo aunque no pudiese firmar físicamente en ese momento, podría autorizarlo con su voz. Se trata de intervenciones en este caso que pueden llegar a salvar vidas. O por ejemplo, un enfermo al cual se va a intubar en estado de consciencia: se podría dar la posibilidad de que antes de ese momento desease dejar sus últimas voluntades a un médico, a una enfermera, a un Notario, quien se podría presentar con un dispositivo con sistema de huella vocal y grabar sus últimas voluntades por si no superase el tratamiento; incluso telefónicamente. Por desgracia, en éstos últimos años, hemos vivido momentos muy duros y por falta de éste tipo de herramientas, se han imposibilitado muchas de las acciones aquí descritas.

Cotejos periciales con biometría de voz

Todos disponemos de un equipo de grabación: un teléfono móvil. Con él podemos realizar una grabación en cualquier parte, básicamente una grabación sonora, dado que es mucho más fácil mantener el dispositivo oculto o disimulado cerca del punto de la conversación sin necesidad de tener que estar enfocando a la otra persona con la cámara, como sería en el caso de una grabación de vídeo. Y evidentemente sería más fácil que el interlocutor se diese cuenta de que le están grabando, por lo que se eliminaría el grado de confidencialidad y confianza de la conversación, en la que se pueden confesar cosas o hechos que de otra manera no se realizarían.

Este hecho no contraviene la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de datos personales, y existe jurisprudencia que le da soporte legal siempre que no se contravengan una serie de circunstancias.

En esa grabación se puede conseguir el reconocimiento de una deuda pendiente, de una falta de responsabilidad o promesa incumplida, en una conversación donde la otra persona puede reconocer hechos que en otro momento podría negar. Esa grabación, como por ejemplo en el reconocimiento de una deuda, puede ser admitida como prueba siempre que no exista coacción. Esa muestra será llamada prueba “dubitada”, puesto que no se podrá determinar fehacientemente la identidad de los dos locutores por más que quede grabado su nombre; podrían alegar suplantación. Lo habitual en estos casos es requerir un peritaje vocal para determinar la identidad de los hablantes.

Proceso de pericial a través de biometría de voz

  1. El perito designado verificará en primer lugar que las muestras no han sido manipuladas ni tratadas, que realmente se trata de muestras originales, y requerirá a los individuos en el Juzgado (con orden judicial) para realizar una muestra vocal que le permita identificar a los hablantes comparando las voces. Estas muestras serán las “indubitadas”.
  2. El siguiente proceso es realizar una comparativa simple y subjetiva por parte de un técnico o ingeniero, o designar la labor a una empresa que disponga de sistemas de Biometría Vocal Automática, con capacidad de generar huellas vocales a partir de las muestras indubitadas, y que realice la comparativa de muestras sin saber de los interlocutores nada más que su idioma, edad y lugar de residencia, para la selección de las muestras de voz para el banco de muestras. La utilización de sistemas automatizados es la forma más segura de realizar cotejos de voz, dado que no interviene la subjetividad humana.
    1. En primer lugar, se obtiene la huella vocal de cada uno de los sospechosos.
    2. En segundo lugar, se compara con las cientos o miles de voces anónimas almacenadas en la base de datos para ver el grado de fortaleza de la muestra, obteniendo unos valores de verosimilitud que, en caso de ser muy bajos respecto a las muestras anónimas, se determina que esa voz es única.
  3. Por último se coteja contra ella misma, para obtener un resultado de identidad confirmada entre la dubitada y la indubitada. El resultado es de n número de veces de igualdad entre la dubitada y la voz indubitada, trasladándose en porcentajes que suelen arrojar valores de más del 85% en el caso de nuestras en las que se determina de que se trata de la misma persona.

La experiencia en estos casos es muy positiva por el hecho de que ya no interviene la opinión de ninguna persona que pueda determinar la similitud entre espectrogramas y formas de onda de sonido, y por el hecho de que el procedimiento ha superado intentos de impostación de voz o modificación de la misma por parte de algunos sospechosos. Indicar que los valores obtenidos han estado muy cercanos al 90% en el peor de los casos, llegando incluso al 99,994%.

Se trata de un sistema muy preciso y que en poco tiempo lo tendremos completamente implementado en sistemas cotidianos donde la voz será nuestra llave: única y exclusiva.

*Entrada e información publicada en colaboración a Jordi Renú Espada, colegiado nº 0206 del CPAC.


¿Quieres saber más sobre los análisis periciales a través de biometría de voz? Puedes consultar el siguiente enlace.

Biometric Vox. Artículo_Biometría Vocal periciales


Descubre más artículos